80.000 transportistas autónomos que trabajan para operadores nacionales se encuentran en vilo, se acaba el tiempo para que el actual gobierno prorrogue el actual sistema de módulos, en caso de no hacerlo, a final de año verán como aumentan sustancialmente los impuestos a pagar, tanto que pueden provocar el cierre de sus negocios y cese como transportistas.

Si el Gobierno no dice lo contrario en los coletazos de 2018, el límite para tributar por el régimen de estimación objetiva bajará el próximo ejercicio de los 250.000 euros actuales por volumen de ingresos a 150.000 y de los 125.000 euros vigentes en concepto de facturación a los 75.000 en el ejercicio del año inmediatamente anterior para el caso de los autónomos que emiten factura.

De producirse, a partir del 1 de enero de 2019 muchos autónomos podrían pasar de tributar por el régimen de estimación objetiva a hacerlo por el de estimación directa.

Desde las Asociaciones de defensa de los derechos de los transportistas autónomos se defiende la necesidad de una nueva prórroga que les permita seguir tributando en el sistema de módulos si no superan 125.000 euros de facturación a empresas. Explica que un nuevo límite de 75.000 euros máximo, aumentaría desmesuradamente sus costes fiscales, y obligaría a muchos a pasar a estimación directa con el impacto económico que eso supondría.

De momento todavía hay margen para la esperanza ya que a falta de confirmación por parte del Ministerio de Trabajo todo parece indicar que se mantendrá el régimen transitorio. Por lo tanto, no se reducirá el límite de facturación anual hasta los 75.000 euros tal y como estaba previsto para el 1 de noviembre de 2018.

Tendremos que esperar nuevos acontecimientos de los cuales os mantendremos debidamente informados.