Gestión Contable

Gestión Contable

La gestión contable es una técnica que se ocupa de registrar, clasificar y resumir las operaciones mercantiles de un negocio con el fin de interpretar sus resultados.

La contabilidad permite conocer la situación económica y financiera de una empresa, así como los resultados de la gestión empresarial, todo esto mediante informes financieros. En palabras simples, podemos decir que la contabilidad toma la información completa de una empresa, la procesa y el resultado son los informes financieros, de los cuales se pueden extraer análisis, estudios y determinar el resultado y rentabilidad de un negocio.

Para que un negocio funcione correctamente y de acuerdo a lo que dispone la ley de cada país es necesario una asesoría contable. Lo ideal sería que toda persona que decide emprender un negocio contara con la mejor gestión contable posible, esto con el fin de controlar su cumplimiento, en cuanto a obligaciones tributarias y operaciones legales a las cuales está obligado.

Desde Gestoría Rodriguez y Delgado buscamos darle al empresario o emprendedor, el asesoramiento, planificación y control tributario adecuado, para que éstos, puedan tomar las decisiones correctas en cuanto a sus negocios.

La función que cumplen nuestros profesionales, es la de informar al propietario de un negocio, sobre las herramientas con las que cuenta para la realización de actividades financieras, como inversiones, compras y ventas. Sabiendo siempre que contamos con una plantilla profesional y titulada en los campos de la gestión contable, para aconsejarle sobre las decisiones que favorecerán sus operaciones.

Gestión Contable
  • El libro Mayor controla de forma individual los cargos y abonos de cada cuenta según las operaciones registradas en el libro diario.

    En sí el libro mayor resume los valores registrados como cargos o abonos de acuerdo a las operaciones comerciales realizadas por la empresa y también llega a ser un paso importante en la contabilidad.

     

  • El inventario, tiene como finalidad ordenar la información sobre los bienes y obligaciones de la empresa. En la contabilidad se enumeran primero los bienes y derechos, llamados ACTIVOS y después las obligaciones llamadas PASIVOS.

    A lo largo de la existencia de una empresa, se van produciendo distintos hechos que deben ser registrados por prescripción legal o por necesidades de la gestión de la empresa. Estos hechos quedan reflejados en el Libro Diario de forma cronológica. La finalidad del Libro Mayor va a consistir en recoger estos mismos hechos pero no en atención a la fecha de realización, sino a la cuenta que se ha visto afectada.

  • En función del tipo de régimen de IVA elegido o aplicable a los profesionales autónomos,  se deberán llevar una serie de registros contables en libros, que son de carácter obligatorio.

    Para el registro del IVA, los autónomos en función del régimen de IVA que hayan elegido o que les sea aplicable por la actividad a la que se dedican, deberán llevar unos libros de registro u otros.

    Autónomos en régimen normal de IVA

    Autónomos en régimen simplificado de IVA

    • Libro de registro de facturas recibidas

    En el caso de los autónomos que opten por el régimen simplificado de IVA, a la hora de llevar al día sus cuentas y la presentación de sus documentos a Hacienda en el caso de que les sean requeridos, deberán conservar:

    • Los documentos que demuestren los módulos ya declarados
    • Las facturas, tanto recibidas como emitidas, numeradas por orden de fecha. En el caso de las facturas emitidas, también deberán agruparse por trimestres.

    Si el autónomo realiza otras actividades a las que no les es aplicable el régimen simplificado, se deberán anotar separadamente las adquisiciones (compras)  correspondientes a cada sector de actividad.

    Autónomos en recargo de equivalencia

    Los profesionales del comercio minorista que se encuentran el régimen especial de IVA de recargo de Equivalencia no tienen la obligación de llevar un libro de registro ni tampoco de conservar las facturas.

  • Persigue evitar la doble imposición que se produciría en los bienes incluidos en este régimen, debido a que proceden de personas que no tuvieron derecho a la deducción de las cuotas soportadas en su adquisición, y que son bienes que el empresario revendedor vuelve a introducir en el círculo económico

    Ámbito de aplicación

    Este régimen se aplica a la entrega de bienes adquiridos por el revendedor a:

    • Una persona que no tenga la condición de empresario o profesional.
    • Un empresario o profesional que se beneficie del régimen de franquicia en el Estado miembro de la expedición o transporte del bien, siempre que dicho bien tuviese la consideración de bien de inversión.
    • Un empresario o profesional, cuya entrega esté exenta porque no haya tenido derecho a la deducción de la totalidad del IVA soportado en su previa adquisición o importación.
    • Otro sujeto pasivo revendedor que haya aplicado este régimen especial en su entrega.

     

    El régimen también se aplica a las entregas de los objetos que hayan sido importados por el sujeto pasivo revendedor y a las entregas de objetos de arte adquiridos a empresarios o profesionales, en virtud de operaciones a las que haya sido de aplicación el tipo impositivo reducido.

     

    Contenido

     

    La característica esencial del régimen es que se determinan unas reglas especiales para el cálculo de la base imponible, que se podrá determinar de dos maneras diferentes:

    • Determinación operación por operación: la base imponible estará formada por el margen de beneficio aplicado por el revendedor, minorado por la cuota del impuesto que grave la operación. Siendo el margen de beneficio la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra del bien.
    • Determinación global: la base imponible estará constituida por el margen de beneficio global para cada periodo impositivo minorado en el IVA correspondiente a dicho margen, que será la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra de todas las entregas efectuadas en cada periodo de liquidación.

     

    Repercusión y deducciones

     

    Los sujetos pasivos no podrán consignar separadamente la cuota repercutida en las facturas que documenten las operaciones a las que les resulte aplicable este régimen, sino que debe entenderse que la cuota está incluida en el precio total de la operación.

    Las cuotas soportadas por los adquirentes de los bienes a los que resulta aplicable este régimen no serán deducibles.

  • El balance generalbalance de situación o estado de situación patrimonial es un informe financiero contable que refleja la situación económica y financiera de una empresa en un momento determinado.

    El estado de situación financiera se estructura a través de tres conceptos patrimoniales, el activo, el pasivo y el patrimonio neto, desarrollados cada uno de ellos en grupos de cuentas que representan los diferentes elementos patrimoniales.

    El activo incluye todas aquellas cuentas que reflejan los valores de los que dispone la entidad. Todos los elementos del activo son susceptibles de traer dinero a la empresa en el futuro, bien sea mediante su uso, su venta o su cambio. Por el contrario, el pasivo: muestra todas las obligaciones ciertas del ente y las contingencias que deben registrarse. Estas obligaciones son, naturalmente, económicas: préstamos, compras con pago diferido, etc.

    El patrimonio neto puede calcularse como el activo menos el pasivo y representa los aportes de los propietarios o accionistas más los resultados no distribuidos. Del mismo modo, cuando se producen resultados negativos (pérdidas), harán disminuir el Patrimonio Neto. El patrimonio neto o capital contable muestra también la capacidad que tiene la empresa de autofinanciarse.

    La ecuación básica de la contabilidad relaciona estos tres conceptos:

    Patrimonio neto = Activo – Pasivo

    El balance de situación forma parte de la cuentas anuales (estados financieros) que deben elaborar todas las sociedades cada ejercicio contable (habitualmente tiene una duración anual).

    Otros componentes de las cuentas anuales son:

    • Estado de resultados Integral (también denominado Estado de Pérdidas y Ganancias o cuenta de pérdidas y ganancias)
    • Estado de evolución de patrimonio neto (también denominado Estado de Cambios en el Patrimonio Neto)
    • Estado de flujos de efectivo
    • La memoria
  • La Cuenta de Pérdidas y Ganancias o Cuenta de Resultados ofrece, a un nivel agregado, las diferentes partidas de gastos, ingresos, pérdidas y ganancias derivadas de las operaciones realizadas por la empresa, que forman parte del resultado generado durante un ejercicio económico.

    Los ingresos y los gastos se presentan utilizando un lenguaje homogéneo, para facilitar su identificación y son clasificados según su naturaleza sobre la base de las características que los definen. También pueden presentarse siguiendo un criterio de funcionalidad, lo que supone su divulgación en consonancia con la función a la que se atribuyen. Por tanto, la contabilidad tradicional ofrece dos modelos de Cuenta de Resultados:

    • La Cuenta de Resultados según la naturaleza de los ingresos y gastos.
    • La Cuenta de Resultados funcional.

    Para interpretar adecuadamente los resultados de la empresa se hace necesario agrupar los ingresos y los gastos de naturaleza similar, lo que se consigue conjugando los dos modelos tradicionales, y con ello distinguir los siguientes resultados intermedios:

    • Los Resultados de Explotación representan la diferencia entre los ingresos derivados de la actividad de la empresa y los costes o gastos necesarios para obtener dichos ingresos.
    • Los Resultados Financieros comprenden la diferencia entre los ingresos y los gastos de índole financiera.



  • En nuestro área de “Asesoría Fiscal” podrá encontrar toda al información relativa a los servicios de constitución de sociedades que ofrecemos.

    • Cierres trimestrales con variación de existencias.
    • Contabilidad por estructura de costes, fijos, variables, directos e indirectos.
    • Cuenta de Pérdidas y Ganancias Analítica.
    • Definición de productos más rentables para la empresa.
    • Umbral de rentabilidad. Rentabilidad marginal y total.
    • Escandallo de producto.
    • Optimización de recursos.
    • Para mayor información sobre este apartado, pinche aquí.