¿Cuánto? 30€/día ó 900€/mes, 12.600€/año.

¿Cómo? Se computa únicamente la retribución en dinero. Por tanto, el salario en especie no puede dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero.

¿Tiempo parcial? La parte proporcional.

Empleados de hogar: 7,04€ por hora efectivamente trabajada.

Incremento respecto a 2018: 22,3%. Supone el incremento más elevado en la serie histórica del SMI.

Valoraciones de CEOE y CEPYME: la fijación de este salario deja sin validez los acuerdos pactados con estos agentes sociales, se minusvalora el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, dejando sin valor lo pactado. Supone un fuerte incremento en un solo año, el más alto de la serie histórica del SMI, y puede suponer una pérdida de competitividad que podría acelerar la ralentización de la economía y del empleo.

Cotización a Seguridad Social: Incremento de la base mínima. CEOE calcula que supondrá un incremento de casi 740€/año en las cotizaciones a cargo de la empresa y 146€/año más en las que van a cargo del trabajador, con respecto a los que cobraban el salario mínimo actual.

Valoraciones RDG: El incremento del SMI era necesario, pero creemos que hubiera sido más acertado hacerlo de forma más gradual en el tiempo, puesto que el mercado laboral no necesita medidas que frenen la creación de empleo, sino medidas que lo dinamicen. Por último, destacar y advertir que los embargos sobre nóminas disminuirán significativamente, puesto que la parte del SMI es inembargable. Por tanto, la Administración Pública tardará más en cobrar su deudas pendientes.