1. Elegir el coche

Aunque parezca obvio, debemos de ser conscientes realmente del coche que necesitamos y del uso que vamos a darle. El vehículo adecuado depende mucho de para qué lo queremos. ¿Diésel o gasolina? ¿De cuántas puertas lo buscamos? ¿Manual o automático? También, como no, hay que ser conscientes de la capacidad de carga que necesitamos. Ten claras tus necesidades y acota la búsqueda.

2. ¿Particular o concesionario?

Aquí podemos optar por acudir a una empresa especializada en vehículos de ocasión o particulares, lo importante es tener confianza en el vendedor.

3. Olvídate de las prisas

Cuando muestras interés por un vehículo de segunda mano es posible que el propietario te apremie a realizar la compra aludiendo a que existen más ofertas y que el proceso está ya muy avanzado. Es muy probable que esto sea falso. Por lo tanto no te precipites con tu decisión.

4. Conocer la vida del coche usado es importante

Siempre es de interés conocer al vendedor, ya que admitirá los posibles defectos que pueda tener el coche. De todas formas hay que preguntarlo todo. Se recomienda que haya documentos que constaten cómo se ha usado el vehículo hasta la fecha.

5. El fraude de los kilómetros

Según diferentes informes un 12% de los vehículos de ocasión suelen tener el kilometraje trucado, lo que aumenta al 30% en el caso de los importados. Esto hace que tengamos que fijarnos en los libros de mantenimiento y en la documentación de la ITV donde aparezcan reflejados los kilómetros que tuvo el coche en cada revisión.

6. Revisa, aunque no seas mecánico

Debes revisar ciertos aspectos como los neumáticos, los frenos, corrosión, suspensión y los cristales. No serás mecánico, pero seguro que sabes cuándo algo está desgastado en exceso.

7. Documentación

Después de haber revisado todo hay que comprobar que toda la documentación del coche está al día y en regla. Así sabemos si el anterior dueño estaba al corriente del pago del impuesto de matriculación, la ITV o las posibles multas y embargos que pudiera arrastrar el vehículo. Estos trámites te los podemos realizar en nuestro despacho profesional.

8. Prueba el coche

No hay que admitir un “no” por respuesta. Se debe poder dar una vuelta y, siempre que sea posible, larga. Así puedes comprobar cómo funciona el motor, chasis y frenos. Además, es la mejor manera de saber si todo el equipamiento eléctrico funciona de forma correcta.

9. El precio

Una vez examinado nuestro vehículo de ocasión hay que ver si el precio que se plantea es justo. Hay listados de tasación que te pueden ser de ayuda.

10. La compra

El remate de todo el proceso. Debes firmar el contrato de compraventa junto con el vendedor. Si has entregado señal pide un recibo de la misma. Además, tiene que venir en el contrato la forma de pago del coche, así evitas problemas posteriores. Todo será mucho más fácil y seguro si encargas la tramitación a una gestoría especializada como RODRIGUEZ & DELGADO GESTORES

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad a la hora de hacerte con tu vehículo de ocasión. La confianza en profesionales es una apuesta segura.